El zinc laminado es reciclable

El zinc es potencialmente reciclable al 100%. En Europa se recicla el 95% del zinc laminado usado. Este éxito se explica por la excelente organización del sector del reciclaje:

alt


Facilidad de desmontaje

Al final de su vida útil, los productos de zinc laminado utilizados en la construcción son tradicionalmente recuperados por los instaladores y los industriales. El zinc antiguo se recupera principalmente en el momento de los trabajos de reforma ligera, como por ejemplo la sustitución de los sistemas de aguas pluviales o de toda una cubierta y, menos frecuentemente, durante la demolición de un edificio antiguo. Dada la cantidad de zinc laminado utilizada en la construcción en Europa occidental, los recursos de zinc laminado antiguo se estiman en más de 100.000 toneladas/año, concentradas principalmente en Francia, Alemania y el Benelux. Con precios de compra elevados y utilizaciones corrientes y estables de este tipo de residuos en Europa, el recurso anual debería permanecer al nivel actual al menos durante la próxima década, e incluso más.


Precios atractivos

Los precios de los residuos de zinc son muy inferiores a los de los lingotes de zinc puro en la bolsa de metales de Londres.

Los principales usuarios de productos de zinc laminado usado son los refinadores de zinc secundario y los productores de latón y de óxido de zinc, todos instalados en Europa. Aunque el 100 % del zinc antiguo recuperado (el “recurso”) sea reciclable, actualmente el índice de recuperación es en realidad al menos del 95% del recurso.